sábado, 2 de febrero de 2013

Crítica de El fraude (Arbitrage), de Nicholas Jarecki (2012)


EL PELIGROSO MUNDO DE LAS FINANZAS


Título original: Arbitrage

Director: Nicholas Jarecki

Nacionalidad: USA (2012)

Reparto: Richard Gere, Susan Sarandon, Brit Marling, Laetitia Casta, Tim Roth, Nate Parker

Género: Drama. Thriller




Sinopsis: El magnate Robert Miller (Richard Gere), retrato perfecto del éxito tanto profesional como familiar, aparece siempre acompañado por su fiel esposa (Susan Sarandon) y por su hija y heredera (Brit Marling). Pero, en realidad, Miller está con el agua al cuello: necesita urgentemente vender todo su imperio a un gran banco antes de que se descubra que ha cometido un fraude. Además, a espaldas de su mujer y de su hija, tiene un romance con una marchante de arte francesa (Laetitia Casta). Cuando está a punto de deshacerse de su problemático imperio, un inesperado error lo obliga a enfrentarse con su pasado y con su doble moral.



Mi crítica: Dicen que hacía bastante tiempo que no llegaba un thriller de esta magnitud al Festival de San Sebastián... Sinceramente, espero que no sea cierto. La expectación estaba puesta en la figura de Richard Gere, para ver si hacía un papel que lo devolviera a lo más alto o si se quedaría nuevamente estancado. Parece ser que ha sucedido lo primero, dado el aluvión de buenas críticas. No será mi caso, en el que tampoco es que lo vaya a defenestrar, pero tampoco me pareció una actuación tan digna, correcta, pero ya está.
Sin embargo, hay algo que no concibo en esta película: contar con una actriz como Susan Sarandon y no sacarle el máximo provecho, relegándola a una escena brillante, pero nada más, tiene delito, y mucho.
A mi parecer la cinta adolece de cierto efecto imán. Me explico. Uno de los fines de una película es tener atrapado al espectador, despertar cierto interés... Pues precisamente ahí creo que falla Jarecki. Crea una introducción bastante potable y empieza a despertar nuestro interés tras la escena de marras que supone la transición entre la primera y la segunda parte del film, pero precisamente en esa transición, el interés empieza a caer, y lo único que parece importar es revolver o no las tripas del espectador. En cierto modo, la película se queda vacía, tanto que no consigue llenar al espectador, o al menos es lo que a mi me sucedió.
Menos mal que durante la película podemos ver aprovechada a esa maravilla del cine contemporáneo que es Brit Marling, que hace un buen trabajo, aunque sin llegar a destacar al 100%. Lo mejor de la cinta, sin duda, lleva un nombre y un apellido poco conocidos, y ese no es otro que Nate Parker, una actuación brillante entre tanta estrella...

Nota: 5/10



Otras críticas:



No hay comentarios:

Posts relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.