domingo, 19 de junio de 2011

Promises

Judíos y Palestinos: dos pueblos y una visión






Título original: Promises

Directores: Justine Saphiro, B.Z. Goldberg, Carlos Bolado

Nacionalidad: Israel (2001)

Género: Documental




 Sinopsis: Promises trata del viaje de Goldberg a través de las comunidades palestinas, los asentamientos en la Orilla Occidental y los conocidos barrios de Jerusalén. Allí conoce y pone en contacto a niños palestinos e israelíes de edades comprendidas entre los nueve y los trece años. Aclamado documental rodado en los años 1997, 1998 y 2000 durante un tiempo de relativa calma, después de la firma de los acuerdos de Oslo y antes de la última intifada. Codirigido por la sudafricana Justine Shapiro, el estadounidense B.Z. Goldberg y el mexicano Carlos Bolado.




















"¡Políticos no!. Quiero quedar con NIÑOS"
"Dios nos prometió la tierra de Israel"

Mi crítica: Por fin un documento, una imagen, un visión de un conflicto que dura años, visto desde la neutralidad más posible. Es difícil, pero no imposible. En este documental se puede ver un gran trabajo de interpretación y hermandad, aunque en el fondo todo sea algo utópico y sólo visible ante una cámara.
"Promises" resulta una importante clase magistral de cómo debe llevarse un tema: sin implicarse, pero implicándose. A través de varios niños, unos judíos y otros palestinos, pero que apenas viven a 20 minutos los unos de los otros, se recogen testimonios de lo que supone este conflicto, pero desde un punto de vista diferente, un punto de vista más inocente, más inexperta... aunque escuchando a estos niños hablar, creo que experiencia sobre el tema les sobra.
Desde un aspecto más humano, el documental resulta hecho desde el alma, y se muestra desgarrador y desesperanzador. Es imposible no afligirse o sentir lo más mínimo al oir hablar a algunos de losm niños, o al verlos emocionados ante una pregunta o al narrar alguna de sus vivencias.
De resto, técnicamente no puede achacársele ningún fallo, puesto que se trata de un documental que no está hecho como espectáculo, sino con fines observadores y didácticos, y así queda patente.
Una visión, creo, necesaria.
El resto en spoiler, que puede desvelar detalles que no deben perderse...
----------SPOILER----------
Es innegable, como ya he dicho, el nivel humano que se respira en este documental: las emociones de los niños al saber que el trabajo de los directores está a punto de acabar y que este sueño al que han podido acceder por unos días pronto se va a desvanecer. Otro de esos aspectos es que la mayoría de ellos son conscientes que la solución radica en ellos, en una comunicación más abierta, y no en la proliferación de odios y enemistades que no llevan más que a muerte y más destrucción.
Pero por otro lado, queda patente que existen ramificaciones en ambos bandos que no se van a bajar del carro. Da miedo comprobar que niños de unos 10-11 años puedan tener tan claro que odian a una persona, sin conocerla, simplemente por su procedencia, y más cuando vemos que van a ser personas influyentes dentro de su pueblo, por lo menos a nivel religioso...
Genial poder observar al final del mismo lo que, con el paso de algunos años, ha sucedido así como lo que piensan sus protagonistas con ese paso del tiempo.

"No es para Israel. Es para los árabes. Es nuestra"
"Muere gente en AMBOS bandos"

Otras críticas:


"Cualquier judío que me vea pensará que soy un terrorista"
"Los israelís nunca nos entenderán. ¡Ni los adultos ni los niños!"


No hay comentarios:

Posts relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.