lunes, 27 de septiembre de 2010

Carancho



AVES DE RAPIÑA...



Título original: Carancho

Director: Pablo Trapero

Nacionalidad: Argentina (2010)

Reparto: Ricardo Darín, Martina Gusman, Darío Valenzuela, Carlos Weber, José Luis Arias, Loren Acuña, Gabriel Almirón, José Manuel Espeche

Género: Drama



Sinopsis: Sosa (Ricardo Darín) es un abogado que ha perdido su licencia y que vive gracias a su participación dentro de una asociación ilícita que se encarga de provocar accidentes automovilísticos para que los responsables de la póliza puedan así estafar a las aseguradoras. Luján (Martina Gusmán) es médica de un hospital ubicado en algún lugar del Gran Buenos Aires. Un día Sosa y Luján cruzarán sus destinos...



Mi crítica: El cine argentino lleva en auge mucho tiempo. Normalmente, lo que suele llegar a España es de una calidad sumarísimo. Pero acabo de comprobar que no siempre es así. Carancho intenta ser un ejercicio de denuncia social, muy bien hecha, y con muy buenas intenciones. Pero una película no sólo se nutre de buenas intenciones. Parece ser que ésta fue la idea del director al realizarla, puesto que no se nota ningún esfuerzo aparte en el resto del metraje. Para empezar, en el campo técnico intenta ser novedoso y alternativo, pero lo que consigue es simplemente descuadrar la escena, pasando los protagonistas a un segundo plano. No digo que esto esté mal, porque no voy a ser yo quien enseñe a los profesionales, pero me parece que despista bastante de lo que es más importante. Otro tema es la historia, que a ratos es intensa y en otros es muy lenta, tratándose apenas de planos de objetos, partes del cuerpo o lugares que se pretenden destacar, pero que tampoco resultan de mucha utilidad. En la rama interpretativa, Ricardo Darín ya ha demostrado que es un gran actor y aquí, sigue en su línea. Por otro lado, la actuación de Martina Gusman va sufriendo grandes altibajos: unos momentos actúa que parece no importarle demasiado, y en otros demuestra grandes dotes interpretativas dándole al personaje la intensidad necesaria.
Resumiento, Carancho es un conjunto de despropósitos construido de una manera semi-caótica y con un cartel interpretativo, cuanto menos, correcto; pero la película se queda a medio gas y no consigue arrancar más que absurdas carcajadas, ya que se centra más en el morbo de ciertas escenas que en la propia moraleja de la historia, que es lo que de verdad importaría e interesaría.


Nota: 2/10


No hay comentarios:

Posts relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.